Aguas termales y valles

Tranquilidad, hermosos paisajes, estimulantes y terapéuticas aguas termales hacen de Malargüe un lugar perfecto para lograr un balance de cuerpo, mente y alma en armonía con el entorno.

http://

Tranquilidad, hermosos paisajes, estimulantes y terapéuticas aguas termales hacen de Malargüe un lugar perfecto para lograr un balance de cuerpo, mente y alma en armonía con el entorno. Bellos paisajes donde el visitante puede acampar, realizar cabalgatas o trekking, solo durante la temporada estival. En nuestra cordillera existen las mejores condiciones geológicas para el uso de aguas termales. A 50 Km. de la ciudad, sobre la ruta provincial Nº 222 se encuentra el Complejo termal Valle de Los Molles. Se destaca por sus aguas termales que se encuentran en un conocido hotel de la zona, teniendo éstas distintas propiedades terapéuticas, con piletas sulfurosas y ferrosas. Recorriendo uno de los caminos de mayor atractivo del departamento, costeando arroyos de agua pura, parte del curso del Río Grande, puestos, vegas y cerros tapizados con las cenizas de la Erupción del Volcán Quizapu( 1932), a 195 km. de la ciudad se encuentran las Termas del Azufre (3500m.s.n.m). Desde Las Loicas, y a sólo 100 km por la Ruta Provincial Nº 226 y camino de tierra se llega a este paraíso cordillerano con majestuosos glaciares que tiene un conjunto de pozos con aguas al aire libre con temperaturas entre los 35º y 55º.Estas termas se encuentran en el Complejo volcánico Planchón- Peteroa, que esta siendo monitoreado por una estación multiparametrica del ICES. En el mismo lugar el refugio de Gendarmería “Grupo El Azufre” , realiza en control aduanero del Paso Planchón- Vergara, distante a tan sólo 80 km de la localidad chilena de Curicó. Otra alternativa del termalismo son las Termas de Cajón Grande (2400m.s.n.m) distante a 135 Km. de la ciudad de Malargüe. Ambos cuentan con un magnífico potencial natural, aguardando inversiones e infraestructura para realizar todo su aprovechamiento turístico-medicinal.